Características del amor no correspondido

Share on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+1


El amor no correspondido no siempre se vive como tal cuando el enamorado tiene una visión distorsionada de la realidad como consecuencia de la ilusión o incluso, cuando la esperanza de algunos gestos del otro alimenta el sentimiento propio. No prolongar en el tiempo un enamoramiento que no es correspondido por parte del otro puede reducir grandes sufrimientos. ¿Cómo diferenciar un amor no correspondido del amor verdadero?

Un amor vivido en soledad

Se trata de un amor que, desde el punto de vista afectivo, se experimenta en la soledad del corazón. No existe una reciprocidad en demostraciones de amor que sí pueden darse en distinto nivel de relación. Esto es lo que ocurre cuando una persona está enamorada de su mejor amigo. En otros casos, el enamorado que no es correspondido permanece gran parte de su día a día, inmerso en la idealidad de soñar e imaginar situaciones románticas.

Este tipo de vivencia también se experimenta en los amores platónicos en los que una persona está enamorada de otra con quien no tiene un vínculo profundo, alguien a quien no conoce de verdad pero a quien cree conocer porque ocupa gran parte de sus pensamientos.

Falta de interés por parte del otro

El amor no correspondido se muestra en la falta de interés por parte del otro, en la falta de respuesta ante las iniciativas propias. El corazón no se fuerza y nadie puede influir en los sentimientos de otra persona. Por tanto, el paso más doloroso pero el más necesario que debe afrontar quien vive una historia de este tipo es darse cuenta que la otra persona no siente lo mismo.

Solo cuando la persona es capaz de interiorizar este tipo de pensamientos, es capaz de empezar a plantearse el olvido como la mejor decisión para incrementar el amor propio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *